maquinas tragamonedas

¿ Cuando nacieron las maquinas tragamonedas o también llamadas tragaperras ?

Las máquinas tragamonedas están muy extendidas hoy en día y es probable que sean conocidas por todas las personas del mundo, incluso aquellos que no nunca han jugado a ellas. Estas no solo podemos encontrarlas en los casinos o en muchos bares, sino también en varios negocios donde la gente le gusta entretenerse.

Pero ¿ Sabes algo sobre la historia de estas máquinas ?, no te preocupes que te contamos dicha evolución desde sus inicios.

Las primera máquinas tragamonedas, las cuales se podrían decir que era dicha máquina, hay que remontarse al año 1891. Estas se basaron en el tan famoso juego del poker y usaban cinco rollos sobre los que iban 50 tarjetas.

Dado que tal máquina era una novedad absoluta, algo que la gente no conoció hasta entonces se hizo muy popular. No tomó mucho tiempo, y una serie de negocios en Nueva York, en la ciudad donde se inventó esta máquina, poseía una o más maquinas tragaperras de esta gran novedad.

Curiosamente, no había un sistema de pago con esta máquina, por lo que la ganancia dependía de lo que la empresa acababa de ofrecer. A veces podría haber sido una cerveza o por ejemplo, una taza de whisky. Sin embargo, los esfuerzos estaban concentrados en poder reducir la probabilidad de ganar en ellas. Uno de estos primeros intentos, fue eliminar dos cartas de los cilindros.

Específicamente, era un corazón dólar y decenas de diez. Esto se puede considerar un movimiento muy útil ya que reduce la probabilidad de que un jugador determinado obtenga un color real hasta dos veces seguidas.

Abre cuenta tu cuenta ahora en los grandes casinos que ofrecemos online y consigue tus giros gratis sin deposito.

Llegada de los dibujos a las maquinas tragaperras

Dada la gran cantidad de posibles combinaciones ganadoras en el juego, tal vez no fue posible crear una máquina tragamonedas que automáticamente pudiera pagar todas las ganancias que se producían. Esto también fue recordado por Charles Fey, quien en algún momento decidió entre 1887 y 1895 intentar construir una máquina tragamonedas más simple que no tuviera tantas combinaciones ganadoras.

este creo finalmente una que fue de tres cilindros con cinco símbolos. Estos símbolos incluían campanas, herraduras, diamantes o corazones. De acuerdo con uno de estos símbolos, las campanas, las máquinas tragamonedas recibieron ese mismo nombre . Gracias al hecho de que el Sr. Fey pudo producir una máquina que redujo significativamente el número de posibles combinaciones ganadoras, ingreso ya el pago automático en cada una de ellas.

Para que os hagáis una idea, la mayor ganancia que se podía conseguir eran unos 50 centavos de dólar. Al cambio en estos momentos podría ser unos 0.34 euros.

Las maquinas tragaperras deberían etiquetarse como un gran avance en el campo de la diversión. Muy poco tiempo después de su creación se hizo muy popular.

Una pena que no siempre un hombre es un profeta en su propia tierra, y eso también se demostró en este caso. En el país de origen del Sr. Fey-a, California, las máquinas tragamonedas fueron prohibidas unos años después de la prohibición del juego. Ciertamente, no fue motivo de tristeza para el productor de esta máquina de culto, ya que las órdenes de otros estados eran tan grandes que tenían el problema de satisfacer la demanda de todos los jugadores.

La popularidad de dichas maquinas, como ya se ha visto en otros campos, se refleja en la existencia de muchas imitaciones. En tiempos de su gran popularidad, una ranura fue quitada de ella, probando la funcionalidad y el diseño lo más posible para acercarse al original. Ha habido algunas versiones exitosas, una de las que encontraron su lugar en el mercado, fue el Operator Bell ( este es su nombre en ingles ).

Estas máquinas tragamonedas se expandiendo a un ritmo muy alto y se pueden encontrar, por ejemplo, en tiendas de tabaco, tabernas, bares, aeropuertos y en muchos sitios más.

Si alguna vez puedes ir a Nevada, te recomiendo que vayas al Nevada State Museum. En el vamos a poder ver toda la historia completa de las maquinas tragaperras, merece la pena visitarlo.

Un dato que al bastante increíble, es que muchos proveedores pagaron recompensas en forma de chicles de frutas al comienzo de este gran negocio. Esto era conocido como el pago en especie, ya que en muchos casos no se podía pagar en metálico.

Al hablar sobre el desarrollo histórico de estas máquinas de juego, no nos podemos olvidar de dos grandes hitos que se consiguieron.

El primero fue la producción del primer autómata electromecánico completo llamado Money Honey. Este gran esfuerzo para poderlo conseguir,  se llevó a cabo en el año 1963, increíble para tal año.

Otro avance importante fue que en el año 1976, Fortune Coin produjo el primer video tragamonedas. Las primeras unidades se probaron en el Hotel Hilton en Las Vegas.

La historia de las máquinas de juego es bastante rica e interesante. En este post habéis podido leer solo una parte de ella. Desde aquel entonces, la situación cambio mucho y hoy en el día tenemos los casinos por internet.

Gracias a ellos no hace falta salir de nuestra casa para poder jugar a dichas maquinas y con unos grandes premios para poder conseguir. Hay uno que merece la pena que os comentemos.

maquinas tragamonedas

El jackpot progresivo, una forma de ganar mucho dinero jugando en este tipo de máquinas

Un premio mayor es la suma de dinero que se acumula al apostar en las máquinas tragamonedas. Se llama progresivo, porque el premio mayor no es el monto total de la apuesta en ese momento, si no que también porque el premio gordo cambia prácticamente al instante.

El incremento de este gran premio, depende de cuántos botes que están involucrados en ellos. Los jackpots progresivos, podemos encontrarnos no solo en casinos normales y juegos de azar, sino también cuando jugamos en los casinos online que tenemos en la red .

¿ Cuando se puede ganar el jackpot ?

Jugar a las máquinas tragamonedas que ofrecen el jackpot progresivo siempre es más desventajoso para los jugadores que una máquina tragamonedas normal. Para ganar ese gran premio gordo, debemos acertar una combinación ganadora preestablecida, como son cinco símbolos idénticos en una fila, o símbolos llamados de bonificación.

Otro punto muy importante e que para ganar el jackpot progresivo, la mayoría de las máquinas tienen que girar por la cantidad máxima posible en ese momento. Si juega por una cantidad menor, a pesar de que acertara la combinación ganadora, no obtendrá dicho gran bote que se puede conseguir finalmente.