jugar al blackjack

¿ Cómo jugar al BlackjacK ?

El Blackjack es uno de los juegos de cartas más conocidos y populares del mundo. Su fama trascendió incluso hasta el séptimo arte cuando en el año 2008 el cine norteamericano proyectó la película 21 Blackjack, protagonizada por los reconocidos actor Jim Sturgess y Kevin Spacey. Aunque en el filme las técnicas utilizadas por sus protagonistas no son las más legales para ganar una partida de 21.

El objetivo del Blackjack es muy simple, los jugadores deben conseguir sumar 21 puntos con dos barajas. Sin embargo, en todos los casinos del mundo donde se juega Blackjack, los jugadores se enfrentan a un crupier, que figura como el contrincante a quien deben vencer. Para jugar Blackjack se recomiendan las barajas inglesas de 52 cartas sin los comodines.

Hay dos versiones del Blackjack, una americana y otra europea, siendo ésta la que se juega predominantemente en España y Francia, países en donde curiosamente se originó este juego durante el siglo 17.

Dentro de la versión americana, el crupier coloca la primera carta visible, de forma que la pueda ver el jugador y posteriormente lanza el segundo naipe, en este caso sin mostrarlo. En el supuesto de que con la carta visible tenga posibilidad de obtener un Blackjack con la siguiente carta, es decir, que tenga un as o una carta de valor 10, se tendrá que comprobar el segundo naipe antes de continuar para ver si esa jugada tiene directamente un Blackjack.

En el hipotético caso de obtener un Blackjack, lo tendrá que decir después de que estén todas las cartas repartidas sobre la mesa, sabiendo que en caso de que continúe el juego los participantes sabrán que la mesa tiene un BlackJack.

En la versión del Blackjack de Europa, el crupier no saca su segunda carta hasta que todos los participantes hayan jugado su turno, dejando para el final la segunda carta. En esta versión existen muchas más probabilidades de que, tras aumentar la apuesta, el crupier obtenga Blackjack.

Siempre el objetivo del jugador será vencer al crupier. Mientras que el crupier siempre estará sujeto a las reglas establecidas del Blackjack, pero jamás podrá tomar decisiones durante una partida.

Conocer las cartas

Lo primero que un jugador de BlackJack debe conocer son las cartas y sus valores, estos son:

  • El As vale 11 o 1
  • Las figuras suman 10
  • Las cartas numéricas suman su valor
  • Sólo para crupier, los Ases valen 11 mientras no se pase de 21
  • La jugada perfecta o Blackjack es sacar un As (11) más una carta de valor 10

Comienza el juego

El Blackjack se juega en una mesa en la cual hay lugar para 4 a 7 jugadores. Cada uno de los jugadores tendrá para él un casillero dibujado sobre la mesa en el cual pondrá su apuesta antes de iniciar el juego y recibir las dos cartas iniciales que abren la partida.

El primer jugador siempre debe apostar sin que le hayan repartido ninguna carta. A partir de aquí, el crupier reparte dos cartas visibles para cada jugador.

Seguidamente al terminar de repartir las dos primeras cartas a cada jugador, el crupier colocará su primera carta boca arriba para el resto de jugadores la vea, luego cada uno de los jugadores tendrá la opción de pedir o no otra carta. Siempre, siempre en el Blackjack cada jugador compite únicamente contra el crupier, siendo indiferente para cada uno, las cartas que tengan el resto de jugadores.

La manera más fácil de que un jugador gane es que le salga la carta del As junto a una carta de valor 10, a esto se le conoce como Blackjack natural, a menos que el crupier obtenga también Blackjack, en este caso quien gana es el crupier.

Tras la primera tirada de cartas, los jugadores tienen un tiempo para decidir si de “plantan” o se “quedan” con las primeras cartas que les ha repartido el crupier, cada jugador podrá decidir si pide o no otras cartas para mejorar su puntuación hasta llegar al 21. No se considera Blackjack si un jugador alcanza los 21 puntos con más de dos carta.

Los jugadores que pidan una nueva carta y se pasen de 21, pierden instantáneamente su apuesta y las cartas serán retiradas por el crupier.

El crupier mostrará su segunda carta sólo cuando todos los demás jugadores hayan perdido sus cartas, en esta etapa del juego, el crupier sacará tantas cartas como sean necesarias hasta sumar 17 puntos o más, justo en ese momento de plantará.

El blackjack (As+10) lo ganará quien al final, entre el crupier y el jugador, tenga la puntuación más alta sin pasarse de 21, pudiendo hacer una posibilidad del empate.

Cuando se han de pagar las apuestas, en caso de que los jugadores empaten con el crupier ni pierden ni ganan, sino que recuperan lo que han invertido.

Lo que está permitido para el jugador

Cuando comienza una partida de Blackjack cada jugador tiene un turno para jugar y en su turno tiene derecho a:

  • Pedir la Carta: Después que comience el juego, cada jugador tendrá la oportunidad de pedir las cartas que quiera siempre y cuando su mano esté por debajo del 21. Si las cartas del jugador se pasan de 21 el crupier las retirará cartas y recogerá las apuestas de todos los jugadores que estén presentes.
  • Plantarse: Significa que un jugador debe esperar o pasar su jugada en cualquier momento.
  • Doblar: Soalmente es posible duplicar la apuesta al principio de cada turno, y únicamente después de recibir las cartas iniciales. Solamente aquí está permitido doblar la apuesta, Para doblar la apuesta hay que colocar otra apuesta de la misma cantidad que la que se ofreció al principio de la ronda. Cada vez que el jugador doble una apuesta solo recibirá un naipe más. Hay que añadir que algunos casinos solo dejan doblar cuando la primera mano suma 9, 10 u 11, aunque en la mayoría de casinos se puede poder doblar indistintamente de la puntuación.
  • Separar: Esta jugada ocurre cuando al comienzo de un juego salen dos cartas con el mismo valor y el jugador tiene que separarlas. Después, el jugador deberá hacer una apuesta distinta para cada uno de sus naipes. Se jugará cada mano de manera completamente independiente y si después de separar cada una de estas cartas y se consigue la puntuación de 21 con tan solo dos cartas, entonces no se considerará Blackjack. En las manos separadas no se puede obtener BlackJack.

Reglas básicas del Blackjack

Desde sus inicios, las reglas del Blackjack son bien básicas, sin embargo, debido al crecimiento de la popularidad de este juego de mesa, en los casinos del mundo existen algunas variantes que hacen un poco más difícil el juego.

Teniendo en cuenta que existen dos tipos de Blackjack, el americano y el europeo, a continuación se describirán algunas de las reglas más básicas de cada uno de ellos.

En primer lugar, la diferencia más evidente entre el Blackjack americano y el europeo, es que en el americano el crupier pone su primera carta visible ante los jugadores, luego saca su segunda carta tapada, pero en el caso de que con la carta visible haya posibilidad de conseguir Blackjack (un As o una carta de valor 10 visible), verificará la segunda carta antes de continuar para ver si tiene blackjack.

En el caso de la versión europea, si el crupier tiene Blackjack, lo dirá únicamente cuando haya finalizado la mano. Esta acción le sugiere a los jugadores que pueden continuar con el juego a sabiendas de que no estarán jugando la mano contra un Blackjack del crupier.

El Blackjack siempre se jugará con las cartas barajadas de manera manual por el crupier y durante el juego se darán entre 4 y 8 cartas. Las partidas de Blackjack por lo general se desarrollan sacando las cartas de un “zapato” o de una máquina automática en la que la cantidad de barajas varía.

jugar al blackjack

Es importante saber doblar las apuestas

Por lo general en los casinos europeos la cantidad mínima para apostar en un juego de Blackjack es de 1 euro. Sin embargo, a medida que avanzan las manos, mayores son las posibilidades de que los jugadores puedan doblar sus apuestas en una mano de dos cartas, lo que quiere decir que el jugador puede doblar la apuesta inicial siempre y cuando se comprometa a plantarse después de recibir la carta adicional.

Otras de las posibilidades para doblar una apuesta, es que el jugador tiene la opción de dividir dos cartas si éstas son iguales en valor o están empatadas.

Como por ejemplo: dos cartas nueve-nueve, rey-reina, siete-siete o jota-diez, con este par de barajas el jugador tiene la alternativa de crear dos manos para realizar una apuesta adicional con la misma cantidad.

Saber cómo rendirse

En las mesas de blackjack de los casinos europeos, los jugadores pueden “rendirse”. Esto significa que podrán rendirte con su mano de dos cartas y recuperar la mitad de tu apuesta original, a no ser que el crupier tenga un As. Sin embargo, es muy poco frecuente que en los casinos permitan que un jugador rinda su mano a menos que esta sea mala, en cuyo caso puede rendirse y conservar la mitad de tu apuesta. En el Blackjack europeo el retorno para el jugador para del 99,65 %.

Otras de las reglas del Blackjack europeo es que se juega con ocho mazos de cartas que se barajan después de cada ronda del juego. Esta técnica es una pesadilla para los contadores de cartas porque se les hace casi imposible el conteo de la baraja en su intento de ganarle al crupier. Otra regla del Blackjack europeo es que no se pueden dividir los 4, 5 y 10, ésta última regla fue creada y establecida por los casinos en Europa para evitar que los “jugadores” que se dedican al conteo de cartas hagan trampas.

Tampoco en el blackjack europeo el crupier no puede echar un vistazo a las cartas hasta que todos los jugadores decidan cuál será su siguiente movimiento, como está permitido en el Blackjack americano, ésta última regla es prácticamente la norma más importante del blackjack que se juega en el viejo continente.

En el Blackjack europeo se juegan algunas partidas emocionantes y muy rentables que son muy comunes y son aquellas en donde está permitido doblar o duplicar si el total de la mano es 9 u 11.

Blackjack Europeo online

Hoy en día los amantes del Blackjack pueden disfrutar de este popular juego desde el confort de sus casas y a la hora que mejor les convenga, gracias al crecimiento astronómico de plataformas y casinos online que están en Internet. Esta es una tendencia que está muy de moda en Europa.

Los casinos más prestigiosos ofrecen el Blackjack europeo y han incorporado una serie de características que hacen de las partidas una gran experiencia. Los jugadores del Blackjack europeo online pueden elegir jugar de manera individual o acompañados, ambas con características bien particulares.

Por ejemplo, en las mesas para un solo jugador, éste puede incluir hasta cinco “cajas” de cada ronda. Esta opción es muy popular porque el jugador no tiene un tiempo limitado o establecido para tomar sus decisiones, es decir, puede jugar sin ninguna prisa porque no hay un reloj que le alerte que puede ser eliminado del juego. Esta opción online también es sumamente ventajosa porque el sistema para hacer las apuestas es muy fácil.

Los mejores trucos para triunfar jugando al Blackjack

El Blackjack es un juego muy fácil porque se trata de sumar 21 con dos cartas: un As (11) y un 10, pero debido al crecimiento de su popularidad, en los casinos del mundo cada vez más se crean mecanismos para dificultar las partidas, especialmente para evitar que los “cuenta cartas” hagan de las suyas.

Un jugador de Blackjack no solo debe apelar a la suerte para ganar, debe también desarrollar algunas habilidades matemáticas. Sin embargo existen otros trucos que pueden ayudar a ganar en el terreno a la hora de ponerse al frente de un crupier. Algunos de estos consejos o trucos son:

Jugar sin apostar dinero. Este consejo va principalmente para aquellos jugadores que recién se inician en el mundo del Blackjack, es bueno que estos jugadores practiquen las partidas sin apostar dinero, es decir, de forma gratuita, por lo menos hasta que se sientan cómodos y seguros totalmente para tomar el riesgo de apostar dinero real. Una buena opción para practicar son los casinos onliney entre ellos la mejor recomendación son las plataformas europeas que son altamente seguras. Otra alternativa magnífica son las de apps de BlackJack para las versiones Android en Google Play. Todas son gratuitas.

Plantarse en 17 o más. Ser precavido y prudente es fundamental en una partida de Blackjack, y sobre todo si se trata de un jugador experimentado. Éste sabrá que una de las reglas básicas es plantarse en una mano cuyos naipes sumen 17 o más puntos, seguir esta regla a conciencia será la diferencia entre ganar poco o mucho dinero. Por norma general, las probabilidades de que los naipes sumen más de 21 si se solicita otra carta son muy altas. Un ejemplo de que en algunas ocasiones la mejor opción es plantarse es cuando el crupier descubre un As o alguna carta alta, pero si las cartas están sumando ya 17 o más puntos, lo más aconsejable es plantarse.

Dividir los Ases.  Ya quedó claro que la carta más fuerte y alta del BlackJack es el As, cuyo valor puede ser tanto de 11 puntos, pero si se sumamos dos Ases, su valor será de 12, y esta suma es muy mala para un jugador de Black Jack en cuestiones estadísticas. Uno de los motivos más fuertes del por qué dos Ases son peligrosos es porque cuando se dividen hay mayores probabilidades de recibir un naipe con valor de diez para una o para las dos cartas, ya que se tienen dos probabilidades de jugar esta carta con un naipe cuyo valor sea 10 de las que descubra el crupier, y esto dará como resultado un total de 21, que como ya sabrás a estas alturas es un Blackjack. Por este motivo es aconsejable separar los ases.

En la mayoría de los casinos, dividir los ases se puede interpretar de diversas formas, pero la principal es que al dividir los ases solo se puede recibir una carta adicional. Esto significa que al dividir los ases en dos manos distintas, no es posible volver a proceder para mejorar las manos que faltan. Tampoco es posible dividir los ases si sale un tercer as.

Otro truco requiere un poco de memoria y consiste en contar las cartas que el crupier va mostrando para saber cuáles faltan por salir.

La suerte en el Blackjack solo favorece a unos cuantos. Los jugadores experimentados del Blackjack tienen claro que las buenas posibilidades que tienen de ganarle al crupier son bien altas si lo hacen jugando con prudencia y basados en una estrategia. Este juego es apasionante, muy divertido y las opciones para jugarlo son diversas. Para los que se están familiarizando con el Blackjack lo mejor es que empiecen por hacer apuestas mínimas después de perder o de que se baraje el mazo e ir subiendo sus apuestas si notan que las posibilidades te favorecen.

Recuerda de conseguir en primer lugar tu bono sin necesidad de deposito. De esta manera podrás probar como se se juega al blacjack, a las maquinas tragamonedas o a la ruleta, sin tener que arriesgar nada de dinero. Una vez que ya sepas como funciona todo, entonces si ingresar dinero en vuestra cuenta para poder ganar mucho mas.